Lamentablemente no es tan raro que nos llegue un cliente con una web secuestrada informáticamente hablando. Esto sucede por falta de conocimientos técnicos por parte del cliente pero también por abuso de empresas de informática y desarrollo que son los que están (en teoría) para ayudar.

¿De quién es la página web?

Siempre del cliente pero algunos informáticos que se aprovechan de la falta de conocimientos de los demás piensan que es suya y a veces esto llega a tal extremo que los informáticos ofrecen la página web encargada y propiedad del cliente como si fuese un servicio de alquiler, algo totalmente absurdo.

Hemos visto casos en los que la empresa informática cobraba 3000€ anuales (unos 250€/mes) por un mantenimiento inexistente, una web obsoleta con contenidos antiguos, una web a veces hecha en Flash, sin gestor de contenidos y en todos los casos una web que no funciona correctamente en dispositivos móviles. Lo peor de todo ya no es esa cantidad de dinero, sino que el cliente no puede romper la relación porque no tiene accesos de ningún tipo (FTP, panel de control), contraseñas, copias de seguridad, etc.

Si por un casual estás en esta situación te damos algunas directrices al menos para que puedas tener claras tus opciones.

¿Cuál es la relación entre dominio, alojamiento y la página?

Una página web, por lo general, consta de los siguientes elementos:

  • Un dominio .com ó .es, p.ej. www.miempresa.com. El dominio es la clave de todo, es el lugar de entrada de las visitas web. ¿A quién pertenece? A quien lo paga. Nosotros aconsejamos que el dominio lo contrate y pague el cliente directamente sin intermediarios, para registrar tu dominio fácilmente te recomendamos dondominio.com o godaddy.com. Pagar el dominio anualmente debería ser como pagar cualquier otro recibo en la empresa: el suministro de la luz, telefonía o pólizas de seguros.El dominio tiene asociado al menos:
  1. Un contacto administrativo. Es el más importante, es el que se utiliza para gestionar su propiedad o para cambiar el servidor a donde apunta, renovaciones, etc. La gestión del dominio se suele realizar a través de un panel de control en un registrador de dominios como pueda ser 1and1, arsys, dondominio, etc. El contacto administrativo tiene un email asociado, es fundamental que este email sea del cliente, en muchos casos no es así, este contacto lo asigna la empresa de informática que lleva el mantenimiento y suelen poner el email de uno de sus empleados o responsables. Si quieres hacerte con el control de tu dominio debes crear una cuenta de usuario en el registrador donde esté el dominio, por ejemplo 1and1, y una vez que tengas la cuenta allí la empresa de informática debe solicitar un traslado de la gestión del dominio de su cuenta a la tuya para que empieces a tener el control sobre tu dominio.
  2. Un contacto técnico que suele atender las incidencias técnicas. Este contacto no puede (en teoría) hacer cambios de propiedad o renovaciones del dominio. Este email puede ser de la empresa informática de mantenimiento, aunque aconsejamos que también sea del cliente.
  • Alojamiento: Es el ordenador físico o virtual donde está instalada la web y el correo. Este servidor suele ser un ordenador que está operativo 24 horas al día para que la página y el correo funcionen en todo momento. La web normalmente consta de un conjunto de archivos y carpetas a los que se puede acceder por FTP. Te recomendamos que hagas una copia de todos estos archivos si estás pensando romper con la empresa de mantenimiento informático. Si nunca has usado FTP instala esta herramienta gratuita (FileZilla) a la que tendrás que meter los datos FTP para acceder a tu servidor. Las páginas web, además de los ficheros, suelen tener una o varias bases de datos que también hay que guardar. Hacer una copia de la base de datos es más difícil, no es un fichero que se puede copiar por FTP, tendrás que acceder al panel de control del alojamiento y desde allí acceder a la herramienta phpmyadmin y ya estaremos visualizando las bases de datos. Desde ahí debemos usar la opción Exportar en todas las bases de datos y se generará un archivo de texto por cada una de ellas. Estos archivos de texto contienen el esquema y los datos que debes guardar. Todos estos procesos son complejos, te recomendamos que te asesore un desarrollador web para todo esto, no hagas esto tú sólo si no tienes conocimientos técnicos, puedes contactar con nosotros si lo deseas.

¿Qué pasos debo seguir para romper con mi actual empresa de mantenimiento web?

1. Haz copia de seguridad de tu web y tus bases de datos como hemos mencionado anteriormente, tendrás que pedir los accesos a tu actual empresa de mantenimiento web. Si no te los dan entonces tendrás que plantearte crear tu web desde cero copiando y pegando textos de la actual web, lo mismo con las imágenes. Al margen de esto, lógicamente también puedes plantearte reclamar tus derechos con las oportunas acciones legales.

2. Contrata un nuevo alojamiento web, te recomendamos dondominio.com, galiciahosting.com, wannalabs.com. En este nuevo alojamiento debes poner en marcha la web con los archivos que te has traído de tu alojamiento actual. Hay que poner en marcha también las bases de datos. También tendrás que crear todas las cuentas de email si tienes correo contratado.

3. Correos electrónicos. Si en tu servidor actual tienes correo contratado junto con el alojamiento que es lo más habitual, descarga todos los email de todos los buzones y déjalos vacíos.

4. Cambiar DNS en el dominio. Ahora que tenemos nuestra web funcionando en otro alojamiento, con correo electrónico, debemos acceder a la configuración del dominio y solicitar un cambio de DNS para que apunten al nuevo servidor. En cuanto hagas esto tu dominio actual dejará de apuntar al servidor actual para apuntar al nuevo servidor. Este proceso se realiza muy fácilmente desde el panel de control pero tarda unas 24 horas en propagarse por todo el planeta.

Si consigues dar estos cuatro pasos habrás realizado el traspaso de tu alojamiento actual a uno nuevo, rompiendo la relación con tu empresa web actual.

A los clientes no se les puede tener atados a látigo pagando un dineral y sin facilitarles las claves de acceso a su servidor impidiendo que busquen otras opciones, ¡es un secuestro en toda regla!

 

Problemas con mi página web: no tengo claves de acceso, ni documentación: ¿Mi web está secuestrada?
Valorar este contenido

Uso de cookies

Esta página web utiliza cookies de terceros, cuya finalidad es mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si cambia de opinión puede cambiar la configuración sobre el uso de las mismas, y obtener más información sobre éstas aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies